Archivo de la categoría: Selección de personal

R&S Online o como elegir un Twitter Jockey

Leyendo, como cada día, las noticias en red, me encontré con que “MTV busca nuevo conductor en Twitter” nada especial a primera vista, salvo que el puesto es “Twitter Jockey”. Llamó mi atención por varios motivos. Es una oferta de empleo de la “nueva era”, con lo cual me intrigó conocer más detalles como, por ejemplo, acerca del perfil solicitado. Así me enteré de que se trata de un “nuevo experto en medios sociales que se involucre con el público de MTV y sirva de enlace entre los televidentes y los jefes de la cadena”. Me queda más claro ahora, si hago un paralelo con el mundo real. Supuse, y no me equivoqué, que la fuente de reclutamiento, como no podía ser de otra manera, es la propia red Twitter. De esta forma, recurren al efecto viral del networking y a las recomendaciones de sus fans; más que efectivo y coste cero. Pero, lo más importante es la interacción con el público que va definiendo todo el proceso. En este caso, y en muchos, porque éste no es el único ejemplo, el proceso de selección también será en línea y la decisión final corresponderá a los fans. Entonces, lo que antes era casi secreto de estado y motivo de sospechas para quién no era elegido, hoy es público, transparente y coparticipativo. Las decisiones de Reclutamiento y Selección ya no son tarea exclusiva de la empresa, el diálogo se está instalando.

Mi reflexión final apunta a lo siguiente: las competencias de nuestra base de candidatos están cambiando, nuevos puestos están surgiendo y no sólo “allá lejos y en el futuro”, si no cada vez más cerca en tiempo y espacio. ¿Nuestros equipos de Reclutamiento están acompañando el proceso? ¿Conocen realmente a su base de candidatos? ¿Conocen las nuevas profesiones que están surgiendo? ¿Están entrenados para procesos como el de este ejemplo? ¿Conocen las nuevas fuentes y herramientas de reclutamiento? ¿Están actualizados con la nueva “jerga”? Otras preguntas me surgen pero todas van hacia lo mismo: ¿será que el perfil del Reclutador está mudando? ¿Cuáles deberían ser, entonces, las competencias que definan al Reclutador de la nueva era?

Foto: AP vía CNNExpansión

Los costos de una mala selección

Mucho se habla de contar con el personal correcto en el puesto adecuado, pero ¿cuáles son las reales consecuencias de ignorar esta premisa?

Todo puede resumirse en la siguiente afirmación: es un ahorro importante para la organización. Y esta economía se traduce de muchas maneras. Por un lado, un empleado bien colocado es una persona motivada que estará más que dispuesta a dar todo por la empresa, por lo tanto, será menos proclive a ausentarse y sobre todo, a abandonar su lugar de trabajo. Igualmente, trabajará de mejor manera, lo cual se traducirá en un aumento de la productividad y en una reducción del tiempo ocioso. Además, al ser más responsable con su trabajo, será menos propenso a sufrir accidentes laborales y a cometer abusos contra la propiedad tales como destrucciones a maquinarias, fraudes, robos y demás delitos laborales. Un empleado motivado significa economía en términos de costos laborales, entiéndase despido, indemnización y demandas. Agréguese, finalmente, las ventajas en términos de selección: no debe comenzarse una y otra vez con procesos repetitivos, que insumen una buena cantidad de tiempo, dinero y energía para reemplazar candidatos que debieron estar bien elegidos desde el inicio. En definitiva, contar con el empleado en el lugar correcto aporta muchos beneficios, por eso bien vale la pena optar por técnicas adecuadas que nos permitan desde la primera vez, asegurarnos que el seleccionado podrá, querrá y sabrá adecuarse al puesto. Nuestras técnicas le permiten alcanzar este objetivo, ¿ya las conoce? Mucho se habla de contar con el personal correcto en el puesto adecuado, pero ¿cuáles son las reales consecuencias de ignorar esta premisa? Todo puede resumirse en la siguiente afirmación: es un ahorro importante para la organización. Y esta economía se traduce de muchas maneras. Por un lado, un empleado bien colocado es una persona motivada que estará más que dispuesta a dar todo por la empresa, por lo tanto, será menos proclive a ausentarse y sobre todo, a abandonar su lugar de trabajo. Igualmente, trabajará de mejor manera, lo cual se traducirá en un aumento de la productividad y en una reducción del tiempo ocioso. Además, al ser más responsable con su trabajo, será menos propenso a sufrir accidentes laborales y a cometer abusos contra la propiedad tales como destrucciones a maquinarias, fraudes, robos y demás delitos laborales. Un empleado motivado significa economía en términos de costos laborales, entiéndase despido, indemnización y demandas. Agréguese, finalmente, las ventajas en términos de selección: no debe comenzarse una y otra vez con procesos repetitivos, que insumen una buena cantidad de tiempo, dinero y energía para reemplazar candidatos que debieron estar bien elegidos desde el inicio.

En definitiva, contar con el empleado en el lugar correcto aporta muchos beneficios, por eso bien vale la pena optar por técnicas adecuadas que nos permitan desde la primera vez, asegurarnos que el seleccionado podrá, querrá y sabrá adecuarse al puesto.

Nuestras técnicas le permiten alcanzar este objetivo, ¿ya las conoce?