Reflexiones…

Por ahí leí que a los tres meses de existencia, un bloguero debería hacer una pausa, tomar un respiro y reflexionar sobre el tramo recorrido; tal vez incluso darle un nuevo look al sitio. Como soy nueva en estas lides y aprendo de los que ya me llevan cierta ventaja, asumí que era un buen consejo a seguir. Así es que ayer comencé por darle un nuevo aire al blog y hoy, me permito compartirles estas reflexiones sobre el trecho transitado:

–          para comenzar, y no es poco, aprendí qué es un blog: desde crearlo, hasta mantenerlo y tomarle el gusto al desafío diario de buscar material, seleccionar el contenido, alimentarlo, darle forma y lograr un artículo;

–          he definido un estilo que deduzco se irá perfeccionando con el tiempo, pero es un buen inicio;

–          me he dado cuenta de que realmente es una labor de hormiga ir armando artículos, aunque en el resultado final no siempre parezca;

–          por este motivo, he aprendido a mirar con buenos ojos los aportes de los demás y, con sorpresa, en todos lados encuentro algo positivo: deduzco el trabajo que se esconde detrás de un artículo por pequeño que sea;

–          me gusta haberme equivocado al creer que escribía para amigos y familiares: hoy sé que son los únicos que no me leen;

–          adhiero a la moda wiki: hacer un blog es algo desinteresado, el objetivo es compartir lo que uno aprende y lo único que se espera es la posibilidad de intercambiar experiencias o reflexiones;

–          sin embargo, me doy cuenta que muchos somos, me incluyo, tímidos a la hora de los comentarios: recibo más en mi mail que los que aparecen dispuestos a ser publicados;

–          corroboré que la perseverancia se adquiere practicándola y que la falta de lectores y de comentarios no son motivo suficiente para abandonar este desafío;

–          comprobé que la información surge más rápido de lo que puede ser leída, por lo que hay que aprender a seleccionar fuentes, y de vez en cuando incluir alguna nueva;

–          he desarrollado una cierta agilidad analítica que me permite, desde el primer vistazo, retener o desechar los artículos que caen en mis manos (“pantalla”, para ser más exacta);

–          me estoy convenciendo de que he caído justo en esto de escribir sobre tendencias del sector: otros temas de Recursos Humanos ya están un poco gastados y hace falta ser experto: yo me conformo con aprender y compartir;

–          indudablemente lo que más me ha sorprendido es la lección de humildad que estoy retirando: si pensaba que sabía algo, en estos últimos meses he comprobado que nunca he aprendido tanto en tan poco tiempo;

–          siento un enorme privilegio al asistir al nacimiento del “cisne” del hasta ahora “patito feo” de la empresa: Recursos Humanos, el área siempre relegada, al fin está tomando el rol de privilegio que le corresponde como responsable de los activos más importantes de la organización: las personas;

–          me encanta ser testigo de nuevas formas de hacer, porque dan dinámica y creatividad a un área hasta ahora conservadora;

–          me gusta presenciar el surgimiento de esta nueva generación digital que no necesita de manifestaciones multitudinarias para imponernos su mundo;

–          me agrada asistir a un cambio de paradigma;

–          me alegra evidenciar que, contrariamente a lo que se suponía, la tecnología no nos aisló, sino que sólo modificó el tipo de relacionamiento;

–          en conclusión, he asumido esto de la migración digital con mucha dignidad: reconozco mis falencias y adoro aprender de los más jóvenes y aunque puede llevarme mucho más tiempo que ellos llegar a algo obvio, no retrocedo: señales ciertas de que voy por el buen camino!

No sé si lo que aporto en mi blog pueda tener alguna trascendencia pero, lo que si sé de cierto es que, esto que comenzó casi como una travesura, se está volviendo un desafío personal: más busco, más encuentro, más sé, más quiero aprender, más leo, más me doy cuenta lo poco que conozco … entonces, vuelvo a empezar: buscar, encontrar, aprender, divulgar: si de esto se trata, ¡qué siga la aventura!

Fuente: mi propia inspiración…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s